La gimnasia de mantenimiento es una forma de ejercitar nuestro cuerpo, dirigido a personas que quieran sentirse bien y activos, realizando una actividad de bajo impacto. Su objetivo es lograr un acondicionamiento físico general, donde se trabajan la coordinación y la movilidad articular.
La clase consta de tres partes: calentamiento, parte principal y relajación.
Los ejercicios que se realizan implican piernas, brazos y tronco,  tonificando los músculos con los ejercicios que se realizan en la parte principal de la sesión y relajándolos con los estiramientos que se realizan al final de la sesión.
Algunos beneficios de esta gimnasia son: Mejora el bienestar psicológico y físico. Tonificación corporal general. Fortalecimiento de la musculatura del tren inferior como del superior. 

Compartir en redes sociales